7 formas de separar tus finanzas personales y comerciales

¿Le gustaría que su negocio fuera independiente de sus tratos personales? En caso afirmativo, aquí hay 7 formas inteligentes de separar sus finanzas personales y comerciales. Hay varias formas de pagarse a sí mismo a través de su negocio en los Estados Unidos, y el método que elija dependerá de sus circunstancias.

Para que el proceso sea simple y fácil, aquí hay varias formas de separar su cuenta comercial de su cuenta segregada y hacer que las transacciones en efectivo entre las dos sean muy sencillas.

7 formas inteligentes de separar tus finanzas personales y comerciales

1. Consolida tu negocio

Independientemente de su estructura comercial (LLC, C Corp, S Corp); Debe solicitar un número de identificación de empleador (EIN) a través del sitio web del IRS. No te preocupes; solo toma unos minutos. Sin embargo, recuerde que crear una entidad legal separada para su negocio tiene muchos beneficios, incluida la capacidad de proteger sus activos personales de deudas comerciales, pérdidas y juicios.

dos. Obtener una tarjeta de crédito o débito empresarial

Obtener una tarjeta de crédito o débito comercial puede evitar que use cuentas personales para transacciones comerciales y es una manera fácil de trazar una línea clara entre los gastos personales y comerciales. Una tarjeta de crédito comercial puede ayudarlo a desarrollar puntajes crediticios comerciales más sólidos siempre que pague sus facturas a tiempo. Un sólido perfil de crédito comercial también puede aumentar su solvencia y ayudarlo a calificar para préstamos para pequeñas empresas con tasas de interés más bajas.

3. Configure una cuenta de cheques comercial

Si tiene la intención de mantener sus finanzas personales y comerciales separadas, abrir una cuenta corriente únicamente para su negocio es una obviedad. Si tiene la intención de usarla (junto con su tarjeta de débito comercial) estrictamente para fines comerciales, se vuelve fácil verificar sus estados de cuenta bancarios para obtener una imagen clara de sus gastos de tiempo de impuestos.

4. Págate un sueldo

Ya que eres tu propio jefe; Hágalo oficial y hágase un cheque de su cuenta comercial todos los meses. Puede transferir esto a su cuenta corriente personal y luego actuar como si estuviera trabajando para otra persona.

Sin embargo, cuando se acabe el dinero, abróchese el cinturón y espere pacientemente el próximo día de pago. Independientemente de sus necesidades personales, trate su cuenta de cheques comercial y tarjeta de crédito como un antiguo empleador: manténgase al margen.

5. Separa y guarda tus recibos

No hay mejor manera de demostrar su compromiso de mantener separados sus gastos personales y comerciales que separando físicamente sus respectivos recibos. Puede pensar que esta estrategia está pasada de moda, sigue siendo una práctica simple que lo ayudará a dormir mejor sabiendo que está preparado si el IRS alguna vez llama a su puerta.

6. Rastree los gastos compartidos

Una de las ventajas de administrar una pequeña empresa es que muchos gastos comerciales son deducibles de impuestos. ¿Invitar a un socio potencial a un buen almuerzo para discutir cosas? ¿Abastecerse de café para sus empleados? Sin embargo, recuerda siempre cancelarlo.

Al mismo tiempo, evite la tentación de utilizar la tarjeta de visita para fines privados. Puede pedirle a un cajero que marque las compras como transacciones separadas cada vez. O puede usar una tarjeta de débito comercial, que le permite marcar sus gastos personales y comerciales.

7. Capacite a sus empleados y socios

Hay una diferencia clave entre un gasto personal y comercial; Ahora asegúrese de que las otras personas involucradas en su negocio también lo sepan. Haga que todos estén en la misma página y comprometidos con los mismos objetivos. Es más fácil mantener la disciplina cuando otros lo hacen contigo.

Conclusión

Si bien la información compartida anteriormente lo ayudará a comprender cómo se le puede pagar como miembro de una LLC, accionista de una Corporación C o una Corporación S, no reemplaza el asesoramiento financiero, fiscal o legal profesional. Siempre busque el consejo de un contador autorizado (y/o asesor fiscal) y un abogado cuando determine cómo su negocio lo compensará por su inversión de tiempo, dinero, sangre, sudor y lágrimas.


referencias:
7 formas de separar tus finanzas personales y comerciales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.