COVID-19 – la organización de un almacén de comercio electrónico

Coronavirus: ¿qué precauciones estamos usando y cómo es la organización del almacén en Omnipack? Consulta nuestras mejores prácticas

En primer lugar, queríamos asegurarles a todos nuestros clientes y partes interesadas que los centros logísticos de Omnipack están abiertos y funcionando como de costumbre.

Además de la seguridad de nuestros empleados, la máxima prioridad para nosotros es garantizar la alta calidad y la continuidad de los servicios para nuestros clientes. En la actualidad, la ejecución del contrato y los plazos no han cambiado.

Precauciones: cómo operamos en los almacenes de Omnipack

Tomamos mayores precauciones en los almacenes de Omnipack. En primer lugar, tratamos de limitar el impacto de la pandemia en nuestros empleados, las empresas de nuestros clientes y los destinatarios. También utilizamos un avanzado Sistema de Administración de Inventario para reducir el riesgo y la posibilidad de cometer errores.

Estamos observando la situación y siguiendo las recomendaciones de la OMS, el Ministerio de Salud y la Inspección Sanitaria Principal:

  • las personas que reciben entregas usan guantes protectores y están equipados con líquidos desinfectantes
  • utilizamos la cuarentena periódica de devoluciones: las mercancías readmitidas en el almacén se ponen en cuarentena durante tres días
  • usamos una distancia de min. 1,5 m entre puestos de trabajo en el almacén
  • cerramos el acceso a nuestro almacén a los forasteros
  • aumentamos la frecuencia de limpieza del espacio del almacén, incluida la limpieza de manijas de puertas, interruptores, pasamanos
  • El 100% del personal de oficina trabaja desde casa y la gestión en el almacén se ha reducido al mínimo

Para nosotros, la organización segura del trabajo del almacén significa el cumplimiento escrupuloso de las normas publicadas por las instituciones pertinentes: el Ministerio de Salud y la Inspección Sanitaria Superior. Se trata principalmente de medidas preventivas, es decir, enfatizando el papel de la higiene, asegurando las medidas higiénicas adecuadas, como guantes, líquidos desinfectantes en los lugares adecuados del almacén, y una reducción absoluta del número de personas en los almacenes” – Rafal Szczesniewski, director de operaciones y fundador omnipack.

Correos y oficinas de correos: ¿cómo funcionan durante un brote de coronavirus?

Las empresas de mensajería introdujeron rápidamente muchas soluciones diseñadas para reducir o incluso eliminar el contacto directo. Estos son, entre otros:

  • no es necesario firmar documentos al recoger el paquete
  • dejar el paquete junto a la puerta: el mensajero primero se pone en contacto con el destinatario y confirma esta forma de entrega
  • pagos sin efectivo
  • cerrar o limitar el horario de apertura de puntos de venta estacionarios

Algunas empresas equipan a los mensajeros con mascarillas y guantes.

Debido a las restricciones gubernamentales, la recogida y la entrega se han suspendido en algunas zonas del mundo, en particular, Asia (China, Hong Kong, Macao) y Europa (Italia, Austria).

Puede encontrar información detallada en nuestro artículo sobre el trabajo de las empresas navieras durante el COVID-19 (Polish Post, DHL, DPD, UPS, FedEx, GLS) >> aquí

Coronavirus: ¿cómo afectará a la industria del comercio electrónico?

COVID-19 afecta todas las áreas de la economía hoy en día, incluido el comercio electrónico y la logística. Por un lado, cabe esperar que la reducción de las ventas en las papelerías se traduzca en un aumento del tráfico en las tiendas online. Por otro lado, algunos consumidores renuncian a compras más grandes, limitan las necesidades de compra y tratan de ahorrar dinero para prepararse para “tiempos peores”.

El declive que ya ha experimentado nuestra economía es, afortunadamente, mucho menos notorio en el sector del comercio electrónico: el cierre del comercio minorista significó que algunos compradores trasladaran automáticamente sus compras a la web.

Afortunadamente, el coronavirus nos llegó durante un período que se considera una temporada media o incluso débil para la mayoría de las industrias (el pico de invierno ha terminado y faltará un tiempo para el verano) – comenta Rafal Szczesniewski. – La gestión de la logística de comercio electrónico se ha vuelto más difícil porque. Por un lado, es más difícil pronosticar el comportamiento y el volumen del consumidor. Por otro lado, vivimos bajo una gran incertidumbre en cuanto a la cantidad esperada de empleados de almacén. Actualmente, toser y sentirse enfermo elimina a un empleado del trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.