Puntos clave del informe Estrategia alimentaria digital

Sin duda, 2020 ha sido duro para la economía mundial. El confinamiento ha sido una carga para las tiendas y las cadenas de suministro. Por otro lado, los canales online han vivido momentos de gloria como nunca antes.

Una de las industrias más afectadas por la pandemia es el sector alimentario. Casaleggio Associati realizó un informe sobre este sector en Italia. Descubramos cómo afectó el COVID-19 a este delicioso segmento en un país golpeado masivamente al inicio de la pandemia. Si está interesado en leer el informe completo, puede descargarlo aquí.

Sector alimentario – antecedentes

El sector alimentario en Italia se puede llamar un imperio. Tiene un valor de 538 mil millones de euros, que es 1/4 del PIB del país. Los italianos aprecian la buena comida y se reúnen con amigos para cenas conjuntas. Se podría decir que es parte de su cultura. El sector alimentario emplea aproximadamente a 3,8 millones de personas. Italia está dominada por pequeñas empresas de menos de diez personas, pero emplea a más del 30% de su fuerza laboral total. No hay segmento del cual sea el líder; las fuerzas se distribuyen uniformemente.

El sector alimentario en 2019 representó el 3,1% de la facturación total del comercio electrónico italiano. El valor del mercado de comercio electrónico todavía estaba por debajo de los valores europeos. Pero 2020 ha traído cierta popularidad al comercio electrónico.

COVID-19 vs. sector alimentario italiano

Debido al COVID-19, los canales de distribución tradicionales se han enfrentado a una caída del 16/18 % en la facturación y un aumento del 2 al 4 % en los costes de funcionamiento de las ventas. Los restaurantes, cafés y hoteles cerrados no facilitaron la situación. La menor demanda obligó al sector alimentario a digitalizarse.

A principios de año, se pronosticaba que la comida para llevar y la entrega a domicilio, así como las ventas de alimentos en línea, representarían $ 653 millones (aumento del 9,8%). Estas previsiones fueron parcialmente corregidas por los efectos de la pandemia. No se puede negar que el COVID-19 ha acelerado la digitalización del sector alimentario. Tuvo que hacer frente a la optimización del comercio electrónico, que no era una tarea fácil con una fragmentación tan masiva de empresas. Tampoco ayudó a la industria logística, que tuvo que hacer frente a una demanda incluso un 400% superior a la de años anteriores.

Modelos de comercio electrónico

Sin duda, el comercio electrónico italiano ha cambiado mucho durante 2020. Esto resultó en el uso cada vez mayor de varios modelos de estrategias de comercio electrónico. El tipo de producto vendido influye indiscutiblemente en la elección del modelo. El enfoque para vender fruta fresca es diferente al de vender vino casero. Cada tipo de alimento tiene requisitos adicionales en cuanto al lugar y la temperatura de almacenamiento. Según el tipo de producto, se distinguen los siguientes modelos de comercio electrónico de marcas de alimentos B2C:

  1. productos individuales

Los clientes compran este tipo de productos para satisfacer necesidades individuales. En el caso de tales productos, el productor asume que la presencia en el comercio electrónico es necesaria y busca construir una posición de marca sólida, a menudo basada en un producto estrella. El fabricante gestiona él mismo todo el proceso de venta. En la venta online, el producto se ofrece en cajas más grandes o combinado con productos necesarios para su consumo (por ejemplo, suscripción Nespresso con una máquina de café). La exclusividad en Internet es muy común: los productos solo están disponibles en línea. Esto evita un conflicto de canales.

  1. Cesta de productos propia

En este modelo, un fabricante crea muchos productos y crea su propio sitio web, ofreciendo canastas completas, ampliando la gama de productos. En junio, Parmalat lanzó su tienda en línea ofreciendo no solo sus productos estrella sino también los productos del Grupo Lactalis, del cual forma parte. Este es un modelo muy beneficioso para ambas partes: el cliente tiene más opciones y puede comprar muchos productos de un fabricante confiable, mientras que el lado de la oferta se beneficia de la sinergia y la optimización de costos. En este caso, la venta se basa en la fidelidad del cliente y la fe en la buena calidad de los productos ofrecidos.

  1. Canasta de bienes en sociedad

Este es un modelo en el que diferentes fabricantes colaboran y crean un sitio de comercio electrónico. Un ejemplo de este tipo de comercio electrónico es Olivyou27, que reúne a productores de aceite de oliva y productos relacionados. Es una variante que permite ingresar al mercado del comercio electrónico a aquellos productores que no podían permitirse una actividad independiente en Internet. Es especialmente costoso para productos que tienen una vida útil corta y requieren condiciones especiales de refrigeración. Así que gracias a este modelo tienen una opción.

  1. compras del hogar

Este modelo se basa en los mercados. Es una forma que le permite utilizar las instalaciones de los socios, como almacenes o logística. Amazon es un ejemplo de este modelo. Sin embargo, este canal no se elige como una prioridad, sino que proporciona una visibilidad gris para los clientes.

Presencia en línea

Hoy en día, ser digital es para muchas marcas estar o no estar en el mercado. Los consumidores incluso requieren este tipo de acción. Quieren saber lo más posible sobre las actividades de las tiendas en las que realizan una compra tan importante como la comida. La pandemia ha acentuado aún más esta necesidad. Para que los clientes elijan el único en el mercado, los fabricantes deben estar lo más disponibles posible y saber lo más posible sobre sus clientes para cumplir con sus requisitos. En Italia, poco más del 18 % de los productores del sector alimentario tienen su propio sitio web corporativo, de los cuales alrededor del 16 % tienen un canal de comercio electrónico y alrededor del 12 % tienen una dirección de correo electrónico para la comunicación comercial.

Se realizaron investigaciones sobre unos 125 fabricantes, que arrojaron conclusiones sorprendentes: El 30% tiene su propia tienda integrada con el sitio web, el 2% tiene una tienda en su sitio web, pero redirige a los clientes al mercado para realizar compras allí. Tanto como el 68% tiene un sitio web de exhibición. Muchas marcas están presentes en Internet, pero sus sitios web solo están ahí para una mejor imagen.

Los productores adoptan diferentes estrategias cuando se trata de Internet y el comercio electrónico. La gran mayoría de ellos tienen un sitio web de exhibición pero no tienen una tienda en línea. También hay casos en los que la compra solo se puede realizar a través de la web oficial del fabricante. También hay casos en los que cada marca de un fabricante determinado tiene su propio sitio web. Todo depende de las necesidades tanto de la empresa como de los clientes.

Mercadotecnia y redes sociales

El marketing en la industria alimentaria italiana tiene que ver con la narración de historias. Las marcas están muy enfocadas en construir relaciones con los clientes. Esto probablemente se deba a la carga emocional que se le atribuye a la comida. Muchos de ellos están presentes en las redes sociales o tienen sus propios blogs. Si bien tanto las emociones como las relaciones en el marketing son dominio de las marcas, los productores se centran en las ventas principalmente a través del marketing por correo electrónico. El contenido se divide en recetas, promoción de productos, cadena de producción y temas relacionados con la sostenibilidad y las alianzas. El sector de la alimentación utiliza principalmente formatos como el vídeo, que son necesarios para mostrar las recetas en acción.. Insta Stories se usan con mucha frecuencia. IG TV también es muy útil en este sector.

La red social más popular entre marcas y productores es Facebook; Instagram tiene un poco menos de fans. Otras redes sociales como Twitter o LinkedIn tienen un uso marginal entre marcas y productores del sector alimentario.

Cuando se trata de la base de fans, Facebook destaca este asunto. La mayor afición la tiene el sector cervecero. En general, las bebidas son populares en las redes sociales, los dulces también.

En el caso de YouTube, es el lugar perfecto para compartir videos de recetas y crear conciencia de marca.. A pesar de su gran potencial, este canal sigue siendo subestimado por las marcas del sector alimentario. La marca Rio Mare es un ejemplo de canal donde puedes encontrar varias listas de reproducción con diferentes contenidos, según el país. Podrás encontrar spots publicitarios, recetas, y mucho más. Esta es una comunicación muy confusa. Buen marketing requiere organización.

Cuando se habla de marketing online, no se pueden omitir los influencers. uno de los es Benedetta Rossi, estrechamente relacionado con la industria alimentaria. El año pasado, tenía más de 3 millones de seguidores en IG. Otro caso de un famoso que colabora con marcas de alimentación es sonia peronaci, cuya colaboración con Salumificio F.lli Coati. resonó ampliamente en las redes sociales.

Las marcas han aprovechado el marketing de influencers en 2020. Entre mayo y agosto hubo un aumento del 32% en las interacciones de influencers.

Pensamientos finales

El comercio electrónico italiano ha crecido rápidamente durante 2020. Después de leer este informe, puede encontrar que el comercio electrónico en este país todavía tiene un potencial sin explotar. En este artículo, puede encontrar solo algunos aspectos destacados, pero el informe completo brinda una gran dosis de conocimiento sobre este mercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.